viernes, abril 20, 2018

Un día olvidando otro

Sin ti he de vivir
un día olvidando otro
en vez de…
tú y yo en uno
danzar un futuro.


P-Car




Derechos Reservados.
Propiedad Intelectual.
Imagen: de Internet.

miércoles, abril 18, 2018

Amada tristeza

Me he vuelto a ceñir a ti
forma que tienes mi forma
aroma que hueles mi aroma.

A ti… ¡sí!
que en milimétrica calma
has memorizado
todos los atajos a mi alma.

Que tiñes mi sangre
que meces mi ombligo
que ovillas mis cuerpos
que sublimas mi emoción
que haces balada mis gritos.

Dime… ¿Qué hiciste en mi ausencia?
¿En cuál orfandad echaste tu sombra?

Es que un sueño me dijo conociera 
una aldehuela llamada alegría.
Pero he de confesarte
que allí todo es efímero
y nada…
nada tiene más vida
que un nonato suspiro.

Extrañé en exceso
tu lealtad y tus celos
la fría brisa de tu aleteo
y tus brillosos ojos negros.

¡Ya!... ¡deja de mirarme así!
y de gemir… amada tristeza.

Te prometo no volver
por inciertos senderos
sin la fehaciente impronta
de tus hieráticas cárcavas
peliagudas trazas y…
fracturadas olas.


P-Car




Derechos Reservados.
Propiedad Intelectual.
Imagen: Erin Graboski.

martes, abril 03, 2018

Nada más abrázame

No teorices si regresas o no
porque así tu carne se marche
al huero libre albedrío
en todo lo que poseo, íntimo,
que la muerte no altera
absoluto y beato te quedas.

Y es que es quimérico retroceder
donde importante nunca partes
y jamás -de amor tibio-
dejaría yacieras.

Más si algo que no sé
muy del mundo que no piso
-visado por las estrellas-
te asaltase desnudo

así como un parto de gritado hastío
que en lo traslúcido te reencarnase…

mío, elige la noche que dicte tu alma
para procurarme en trance
y con mi maná aún en tus manos
de sangre e infinidades ¡renace!

Entonces…
más acoplada que antes
-fortuna que jamás te alejaste-
puede reaparecer tu cansada carne.

Y allí, en esa bella subversión del tiempo
sin desentonar un ápice el silencio
o decolorar el cariz de la luna
de desiertos y mares mío
¡nada más abrázame!


P-Car




Derechos Reservados.
Propiedad Intelectual.
Imagen: de Internet.

jueves, marzo 29, 2018

Evocación

Si nada resulta más que la angustia
busco en mi interior, la dosis serena.

Si voy a mi nido, grito
en mi columna, tiemblo
en mi venas, me ahogo
en mi corazón, sollozo.

Busco mi alma (oh, mi alma)
¡mi eje, contención y brío!

¡No está! Sí, ella se ha ido
arrebatándome el sentido.
En presencia del vacío
no es más que evocación.

Su mitad ilusionada
en otra se deshizo.
La más devota
en busca de Dios
tras el aura de un lucero
¡desapareció!

Sin mi impulso esencial
e indolente ante un mañana
sin garbo, sin lastre
fulminada por el eco de este verso
¡apagarme quiero!


P-Car





Derechos Reservados.
Propiedad Intelectual.
Imagen: de Internet.

viernes, marzo 23, 2018

Franca lluvia

Como los días que no terminan
y los segundos de esos días
estás en mí -dulce lentitud-
forastero de franca lluvia.

Cadencioso repaso
que tienta mis sueños.

Hora a hora
hilo a hilo.

Pura… tu garúa mojó mi arena
gala de tu sonrisa, mirada y palabras.

Y el poder de tu gracia pudo tanto   
al yo dejarme ser lo que soy
en la emisión de tu agua.

Mociones, sugerencias y roces son
preludio de renovadas visiones.

Estás conmigo a salvo -y lo estarás-
me he dejado llevar por la sinapsis
de nuestras esencias mezcladas.

Cumpliré mi vocablo sin engaños:
sabrás más y todo de mí si es que
mi playa, de sol a luna desee
toda tu sed en mi sed.

Así lo vivo, así se siente
en la lluvia, en el hielo albo,
en el océano calmo…

Reiterados tú girando con mis yo
en un baile de níveas aguas
con un naciente amor
vibrando en el alma.

Gota a gota
nota a nota.


P-Car




Derechos Reservados.
Propiedad Intelectual.
Imagen: Carrie Graber.


miércoles, marzo 21, 2018

Soy tu poema (en el día mundial de la poesía)


Soy un diminuto poema
que en sus venas y ramas
lleva tu nombre en blanco.

La metáfora de tu impronta
brilla en mi insignificancia.

No juzgues mi trama
simplemente veme
como el cielo estrellado
que engulle tus ojos

y nada más siénteme
como la garúa tibia
que entra sumisa
en tu piel solitaria.

Puedes hacer conmigo
lo mismo que te sucede
si paladeas el vino
si atesoras un sueño
o si drenas al cielo
la verdad de tu alma.
O como cuando…
desolado te duermes  
ceñido a la esperanza del alba.

Mi pretensión es alta, lo sé
pero también sé
que en mi refugio
poco a poco descubrirás
la escueta grandeza de ser.

Mi fin no es ser un fin:
sí un avío.
La quimera es que en mí
te reconozcas, resplandezcas y…
¡te sientas vivo!

Empieces a sentir mi falta
y pronto regreses aquí:
a tu esencia.

Piensa en el poder
de tu neta existencia:
desde que mi razón fue palabras
si te alejas
mi virtud desespera.

Y te modulo sin palabras
y te aguardo sin tiempo
y te intuyo en la nada
y mi naturaleza toda
alba, nimia y serena
¡ansía tu alma!



P-Car



Derechos Reservados.
Propiedad Intelectual.
Imagen: Noell Oszvald

martes, marzo 20, 2018

Ámame

Ámame
como amas tu vida
que yo te amaré
como amo la poesía.


P-Car



Derechos Reservados.
Propiedad Intelectual.
Imagen: de Internet.

viernes, marzo 16, 2018

Espejo

Llegué a ti
grandiosa y curtida
pero tenías algo
que no conocía.

Lo buscaba
-quizás no-
o me buscaba a mí
-quizás sí-

Ese algo…
desconocido, inmenso e indescifrable
me hizo amarte
de la manera que te amo:
desconocida, inmensa e indescifrable.
Sin ninguna
¡mísera duda!

Un solo tango lo pudo abarcar 
para, a los incrédulos danzar
su encantamiento total.

No hay medición exacta
de mi sentir a su final.
Algunos eruditos le llamarían
¡eternidad!

Ese algo (ese algo…)
se imprimió a fuego
en mi retiro, en mi altar,
en mi delirio, en mi mar.

Ese algo en su umbral es
algo mío que tú avivaste.

El irrepetible reflejo
-infinito espejo-
del egregio sentir radiante
de dos formas con alma  
nacidas por designio supremo
mera y únicamente…
¡para amarse!


P-Car





Derechos Reservados.
Propiedad Intelectual.
Imagen: de Internet



viernes, marzo 09, 2018

Volar


Que vuelvas, no dice nada.
Quizás que quieres admirar las alas
de quien a pulso aprendió a volar.

La mujer que
en un preludio único
-pasional y lúdico-
quiso elevarse contigo.

La que quiso dar vida a tu vida
pero que después de, por ti,
morir muchas veces
decidió vivir
matando la muerte.

Y que hoy, luego de besar tu frente,
seguirá flotando en su cielo celeste
sin temer a ningún evento:

al final de la vida
a mirar a Dios
al misterio o…
¡a que vuelvas!

¿Entiendes?
Que vengas, no dice nada.
Nada más significa que llegas
para rápidamente desaparecer.

Retroceder a tu rigidez  
sin descubrir lo que es…
de amor y para amar
con el alma
¡volar!



P-Car


Derechos Reservados.
Propiedad Intelectual.
Imagen: de Internet.

viernes, marzo 02, 2018

Silencioso retorno

Al abrir mis ojos, al intentar dormir
quiero arrancar su prenda de mi piel
y de mi estoico pensar.
Tumbar el destierro.

Flemática y blanca -resuelta-
la recuesto sobre un calmo mar
la encumbro a un cielo místico.

Cual noche al terminar el día
cual día al finalizar la noche
inalterable vuelve
¡tenaz se aferra!

Cuando yo sucumba -me hunda-
de la tierra a la tierra recóndita…
con el último volátil pétalo
con la última sentida copla
¡se infiltrará en mi tumba!

Sensitiva lumbre, sensual viso,
espiritual ha de ir conmigo
al épico bajío del misterio.

Es la inmutable vuelta de lo absorto
la inevitable disposición a lo subjetivo
el inminente reencuentro con lo mudo:

el silencioso retorno…
del eterno amor oculto.

“En esta mundana planicie de agravios
en una celestial anchura sin solsticios
vida… regresarás a mí con la vida:
magnético, enfático, idílico,
callado, inmune, íntimo,
hermoso, adorado, mío.”



P-Car





Derechos Reservados.
Propiedad Intelectual.
Imagen: de Internet



viernes, febrero 23, 2018

Asombroso amor


Conmueve, desordena,
electriza, arrolla:
el amor sorprende
¡sin hora!

El mejor ausente
el mejor presente.

En modo ilusión
en modo cerrazón
en modo especulación
íntimo está
¡permanente!

De estaciones a décadas -o siglos-
entre un instante y un infinito
aparece…
un rostro
un nombre
un contorno
que toca, modula y ama
nuestro rostro
nuestro nombre
nuestro contorno

mudando todo
así nada cambie
salvo un brillo en los ojos
en modo notificación.

El tiempo no avanza
solo en el vientre
¡algo danza!

Es sorprendente
la forma ligera en que obviamos
cuántas veces y cómo
antes de la aparición
¡nos asesinó!

Y más aún…
volvemos a abrirle el alma
cual canoa frente al ocaso
en una virginal tarde de verano
esperando que una sensual tibieza
la atiborre
de besos y de promesas
de sudor y de estrellas

sin pensar que
de ese mismo labio
un inadvertido filo
-de tan antiguo oxidado-
puede desangrarla demente
poco a poco, en azuladas aguas
¡cabal y dramáticamente!

Asombroso amor…
me embelesa siempre
y me conquista totalmente
no obstante saber que es
tan fenomenal…
¡como mortal!



P-Car



Derechos Reservados.
Propiedad Intelectual.
Imagen: de Internet.

jueves, febrero 15, 2018

No sé cómo

Fuiste…
del día, la luz
del atardecer, el lucero
de la noche, la luna con sus estrellas
del descanso, la paz y el abrigo.

En plena primavera, el sol sobre el ciruelo.
Al llegar el invierno, el fuego del nido.
Del otoño, las bellas horas lentas
y del verano, el misterio de sus océanos.

Hoy, sin ti
no sé qué hacer con mi vida.

Sin tus óleos en mi piel
sin tus trazos en mis labios
sin tu mapa en mi cuerpo
sin tu voz declamando…
te amo, te amo
mil veces ¡te amo!

No sé y de verdad no entiendo
cómo me sostengo en el vacío.
No sé por qué y para qué…
aún respiro.

Amor de mi alma
ahora, en este mismo instante…
¡llévame contigo!



P-Car


Escrita 17.03.16


Derechos Reservados.
Propiedad Intelectual.
Imagen: de Internet.

miércoles, febrero 14, 2018

Corolario - celebrando San Valentín

Estimados amigos y amigas: 
con este particular poema quiero 
hacer un homenaje al día del amor 
y a San Valentín, patrón de los enamorados.
¡Feliz celebración para todos Ustedes!




C o r o l a r i o

Nunca antes pedí
directo a San Valentín
similar bendición.

Humilde pido hoy
por este luminoso día
y su estrellada noche
que el hombre que adoro
me ame como a nadie.

Por unas horas se enamore
y ame completamente
mi piel, mi estampa,
mi virtud, mi alma.

Luego de ello rezaré
tres Ave María más tres Padre Nuestro.

Dejaré de orar
para arreglarme muy bella
y esperar que por mí venga.
¡Sé que sucederá!

Para los días posteriores
esperaré suceda la magia y el milagro
del natural corolario:

que él quiera repetir éste día
con renovado encantamiento
de la hora cero a la hora cero
una y otra vez
-y otra más-
exactamente igual
¡el resto de la existencia!



P-Car

 

Derechos Reservados.
Propiedad Intelectual.
Imagen: de Internet.